La Mudanza y los Gatos

banner-seccion-mudanzas

Cambiar de casa para un humano, puede ser divertido o estresante, según como lo planifiques. Para los gatunos, pasa exactamente igual.
¿Cómo entonces evitar que tu minino se estrese durante una mudanza?

Si has conocido un gato que no es territorialista, entonces puedes ponerlo en tu lista de las cosas raras que has visto en tu vida.

Cuando un gato «conquista» un lugar, se convierte en su mundo, en su fortaleza y en su zona de confort. Sacarlo sorpresivamente de allí, puede provocar en él reacciones para nada positivas, incluso ¡puede enfermar!

Cuando cambiamos de hogar, se da una mezcla de sensaciones; la nostalgia por dejar ese lugar que nos genera tantos recuerdos y la ansiedad de llegar a ese espacio nuevo que nos deparará tantas cosas. Piensa que a tu gatuno le pasa algo similar… ¡pero a la N potencia! Así que si prefieres que se adapte de la mejor forma posible a su nuevo hogar, de tu logística y de estos importantes pasos a seguir, depende el éxito de tan importante misión:

1.Evita que tu gatuno presencie la mudanza: Déjalo encerrado en esa habitación donde más cómodo se ha sentido. Desocupa todo el lugar y deja en último lugar esa habitación.

2.Para hacer su estadía más placentera, enciérralo con sus juguetes, agua y comida

3.Es inevitable que escuche los ruidos del trasteo, así que puedes usar esencias florales para relajarlo o un difusor de feromonas faciales (pregúntale a tu médico veterinario sobre estos productos)

4.Cuando ya todo esté listo, desocupa la última habitación y transpórtalo preferiblemente contigo, en un guacal cómodo y bien asegurado. ¡No se te ocurra meterlo en el camión de la mudanza!

5.Al llegar a tu nuevo hogar, como primera medida deja lista esa habitación donde lo encerraste por última vez y repite la operación mientras se completa el resto de la mudanza.

6.Tu tranquilidad es fundamental para la reacción del minino. Sabes que ellos perciben tu estado de ánimo y entre más relajado estés, más colaboras con el suyo.

7.Finalizado el trasteo, puedes frotar suavemente con un pañuelo de algodón, mejillas y cabeza que es donde albergan las glándulas faciales para luego esparcirlas por todos los rincones de la casa, frotando el pañuelo de tal forma que al salir a explorar sea más familiar.

8.Procura manter cerradas, puertas y ventanas que den al exterior. Su nerviosismo podría provocar una huída

9.No está demás decirte que instalarle el microchip es VITAL. Y dejarle puesto su collar con nombre, dirección y teléfono también será una buena medida de precaución.

10.Esparce las mismas esencias o feromonas que usaste en la antigua vivienda para que se le haga más familiar el nuevo entorno.

11.Te mucho cuidado con dejar espacios reducidos donde se puedan atorar. Debido a su nerviosismo, pueden acudir a esconderse en le primer rincón que encuentren.

12.Procura no cambiar mucho tu rutina. Haz lo posible para no cambiar esos hábitos que llevabas en tu antiguo hogar. De esa manera también ayudas a que tu minino se sienta más tranquilo.

13.Si tu gatuno es bastante nervioso, acude previamente a tu médico veterinario para que recibas la asesoría necesaria y así hacer que este cambio sea lo menos traumático posible para esa bola de pelos que tanto amas.